1Reina Yahveh, de majestad vestido,
Yahveh vestido, ceñido de poder,
y el orbe está seguro, no vacila.

2Desde el principio tu trono esta fijado,
desde siempre existes tú.
3Levantan los ríos, Yahveh,
levantan los ríos su voz,
los ríos levantan su bramido;
4más que la voz de muchas aguas
más imponente que las ondas del mar,
es imponente Yahveh en las alturas.
5Son veraces del todo tus dictámenes;
la santidad es el ornato de tu Casa,
oh Yahveh, por el curso de los días.
Gn Ex Lv Nm Dt Jos Jue Rt 1 Sm 2 Sm 1Re 2Re 1Cr 2Cr Esd Neh Tob Jdt Est 1Mac 2Mac Job Sal Prov Ecl Cant Sab Eclo Is Jer Lam Bar Ez Dn Os Jl Am Abd Jon Miq Nah Hab Sof Ag Zac Mal Mt Mc Lc Jn Hch Rom 1 Cor 2 Cor Gal Ef Flp Col 1 Tes 2 Tes 1 Tim 2 Tim Tit Flm Heb Sant 1 Pe 2 Pe 1 Jn 2 Jn 3 Jn Jds Ap