1Job tomó la palabra y dijo: 2¡Qué bien has sostenido al débil y socorrido al brazo inválido! 3¡Qué bien has aconsejado al ignorante, qué hábil talento has demostrado! 4¿A quién has dirigido tus discursos, y de quién es el espíritu que ha salido de ti? 5Las Sombras tiemblan bajo tierra, las aguas y sus habitantes se estremecen. 6Ante él, el Seol está al desnudo, la Perdición al descubierto. 7El extiende el Septentrión sobre el vacío, sobre la nada suspende la tierra. 8El encierra las aguas en sus nubes, sin que bajo su peso el nublado reviente. 9El encubre la cara de la luna llena, desplegando sobre ella su nublado. 10El trazó un cerco sobre la haz de las aguas, hasta el confín de la luz con las tinieblas, 11Se tambalean las columnas del cielo, presas de terror a su amenaza. 12Con su poder hendió la mar, con su destreza quebró a Ráhab. 13Su soplo abrillantó los cielos, su mano traspasó a la Serpiente Huidiza, 14Estos son los contornos de sus obras, de que sólo percibimos un apagado eco. Y el trueno de su potencia, ¿quién lo captará?
Gn Ex Lv Nm Dt Jos Jue Rt 1 Sm 2 Sm 1Re 2Re 1Cr 2Cr Esd Neh Tob Jdt Est 1Mac 2Mac Job Sal Prov Ecl Cant Sab Eclo Is Jer Lam Bar Ez Dn Os Jl Am Abd Jon Miq Nah Hab Sof Ag Zac Mal Mt Mc Lc Jn Hch Rom 1 Cor 2 Cor Gal Ef Flp Col 1 Tes 2 Tes 1 Tim 2 Tim Tit Flm Heb Sant 1 Pe 2 Pe 1 Jn 2 Jn 3 Jn Jds Ap