1De David.
Hazme justicia, Yahveh,
pues yo camino en mi entereza,
me apoyo en Yahveh y no vacilo.
2Escrútame, Yahveh, ponme a prueba,
pasa al crisol mi conciencia y mi corazón;
3está tu amor delante de mis ojos,
y en tu verdad camino.
4No voy a sentarme con los falsos,
no ando con hipócritas;
5odio la asamblea de malhechores,
y al lado de los impíos no me siento.
6Mis manos lavo en la inocencia
y ando en torno a tu altar, Yahveh,
7haciendo resonar la acción de gracias,
todas tus maravillas pregonando;
8amo, Yahveh, la belleza de tu Casa,
el lugar de asiento de tu gloria.
9No juntes mi alma con los pecadores,
ni mi vida con los hombres sanguinarios,
10que tienen en sus manos la infamia,
y su diestra repleta de soborno.
11Yo, en cambio, camino en mi entereza;
rescátame, ten piedad de mí;
12mi pie está firme en suelo llano;
a ti, Yahveh, bendeciré en las asambleas.
Gn Ex Lv Nm Dt Jos Jue Rt 1 Sm 2 Sm 1Re 2Re 1Cr 2Cr Esd Neh Tob Jdt Est 1Mac 2Mac Job Sal Prov Ecl Cant Sab Eclo Is Jer Lam Bar Ez Dn Os Jl Am Abd Jon Miq Nah Hab Sof Ag Zac Mal Mt Mc Lc Jn Hch Rom 1 Cor 2 Cor Gal Ef Flp Col 1 Tes 2 Tes 1 Tim 2 Tim Tit Flm Heb Sant 1 Pe 2 Pe 1 Jn 2 Jn 3 Jn Jds Ap